El Peligro de los Huracanes

Vivir en el Suroeste de la Florida significa que cada año, desde el 1º de junio hasta el 20 de noviembre, corremos el riesgo de ser impactados por un huracán. Anteriores temporadas no son un indicador preciso de nuestro riesgo presente. Tanto si se pronostica que la temporada será “superior a la media”, “media” o “inferior a la media”, en cuanto a la actividad, el riesgo es el mismo.

Un solo huracán afecta nuestra comunidad. El viento Los huracanes se clasifican por los vientos sostenidos de entre 74 mph hasta 157 mph y más.

Los daños causados por el viento dependen, hasta cierto punto, de los códigos de construcción en vigor, de cuán bien y de cuánto tiempo se han hecho cumplir. Los tornados Los tornados se pueden formar en las bandas de lluvia de un huracán y causar daños significativos.

Los tornados se encuentran comúnmente en el cuadrante delantero derecho de la tormenta. Estos tornados no son tan intensos como los del cinturón de tornados del Medio Oeste, pero que pueden infligir un daño tremendo con poco o ningún aviso. Las marejadas La marejada es un crecimiento anormal del agua generado por una tormenta que se mueve hacia la tierra antes y durante que el ciclón toque tierra.

A medida que la tormenta toca tierra, los niveles de inundación de entre 2 y 30 pies pueden ocurrir a lo largo de las áreas costeras y los grandes ríos del Suroeste de la Florida. Esto es suficiente para inundar la mayoría de las áreas pobladas. Debido a la poca elevación y a la proximidad de las playas y otras aguas de marea (ríos, arroyos, canales) marejadas potencialmente fatales y grandes olas son los mayores peligros.

Los cimientos de algunas casas también pueden fallar bajo la presión de las marejadas. El enorme oleaje que surgió rápidamente irá desapareciendo muy lentamente. Esa agua, y la tierra, serán contaminadas con químicos y aguas residuales. No habrá electricidad por mucho tiempo y aun cuando se restablezca muchas casas no la tendrán debido al daño producido por la tormenta.

El agua de la pila, si hubiera, no sería segura para beber, bañarse o cocinar. Las calles principales y los puentes sufrirán grandes daños o serán totalmente intransitables debido a las marejadas y las olas. Las carreteras que sobrevivan estarán inundadas y cubiertas de escombros. Estos problemas retrasarán también los servicios de emergencia, agravando sus problemas.

Todas las partes del condado están en riesgo de una marejada, dependiendo del tamaño y la dirección de la tormenta. Los aguaceros En los últimos 30 años, las inundaciones de agua dulce han causado más muertes por ahogamiento que las inundaciones por marejadas.

Los aguaceros torrenciales asociados con las tormentas tropicales que se mueven lentamente o están estacionarias, las tormentas tropicales y los huracanes pueden producir, en promedio, 16 pulgadas de lluvia en un período de 24 a 36 horas. Las fuertes lluvias pueden crear problemas masivos de salud y tienen un efecto desastroso en le capacidad de la comunidad de recuperarse rápidamente.

Cuando un huracán o una tormenta tropical amenaza el Suroeste de la Florida Cuando un huracán o una tormenta tropical se acercan al Suroeste de la Florida, su Agencia de Manejo de Emergencias se activará. El personal de la Agencia de Manejo de Emergencias se mantendrá en contacto frecuente con el Centro Nacional de Huracanes y con el Servicio Nacional del Tiempo para monitorear el desarrollo y el progreso del huracán o la tormenta tropical.

Su agencia local del servicio de Manejo de Emergencias utilizará los medios locales de comunicación para proporcionar actualizaciones frecuentes sobre la tormenta, recomendar acciones protectoras de emergencia y emitir órdenes de evacuación.