¿Qué significan las categorías de los huracanes?

La escala con la que se mide la intensidad de los huracanes se conoce como Saffir-Simpson,

y divide estos fenómenos naturales en 5 categorías de acuerdo con la velocidad de sus vientos y la marejada ciclónica, que es un incremento anormal en el nivel del mar tras una tormenta.

Huracán Categoría Uno:
Vientos sostenidos de 74-95 mph, 64-82 kt, o 119-153 km/hr. Vientos muy peligrosos producirán algún daño. Escombros que caen pueden matar o lesionar personas, mascotas y ganado.

Casas móviles viejas (construidas antes de 1994) pueden quedar destruidas, especialmente si no están debidamente ancladas. Las nuevas, bien ancladas, pueden sufrir daños en las tejas (shingles), techos de metal, revestimiento de vinilo, así como daño a cocheras, terrazas interiores o lanais. Las casas con estructura de madera mal construidas pueden sufrir daños mayores. Las ventanas sin protección pueden romperse si escombros que vuelan las golpean.

Las chimeneas de mampostería pueden ser caerse. Estas casas bien construidas pueden experimentar daños en las tejas (shingles), revestimientos de vinilo, paneles de sofito, y canalones. Las puertas basculantes pueden fallar si no se protegen adecuadamente. El aluminio que protege recintos puede fallar. Las cubiertas de techos y paredes pueden romperse parcialmente.

Los vidrios rotos plantean una amenaza, y puede haber daños a los letreros comercial, vallas y marquesinas. Ramas grandes de árboles pueden quebrarse y los árboles pueden caerse. Grandes daños a las líneas y postes eléctricos pueden producir apagones.

Huracán Categoría Dos:
Vientos sostenidos de 96-110 mph, 83-95 kt, o 154-177 km/hr. Vientos muy peligrosos pueden causar grandes daños. Riesgo de lesiones o muerte de personas, mascotas, y ganado debido a escombros volantes o que caen.

Las casas móviles viejas (construidas antes de 1994) tienen muchas posibilidades de ser destruidas. Las más nuevas también pueden ser destruidas. Las casas tipo “frame homes” mal hechas tienen muchas posibilidades de perder el techo, especialmente si no está anclado debidamente. Las ventanas sin protección tienen muchas posibilidades de que se rompan y vuelen en pedazos. Las “frame homes” bien construidas pueden aguantar mayores daños colaterales y al techo. Un fallo en el aluminio o en los espacios cerrados con tela metálica es común.

Las paredes de mampostería sin reforzar pueden colapsar. Alto porcentaje de daños colaterales y al techo de los edificios. Las ventanas de los edificios altos se pueden romper. El vidrio roto puede suponer un daño significativo y los letreros comerciales, las cercas y las marquesinas se pueden dañar o destruir.

Muchos árboles de raíces superficiales estarán quebrados o arrancados. Se espera que la pérdida de energía sea casi total; el agua potable podría ser escasa debido a fallos del sistema.

Huracán Categoría Tres:
Vientos sostenidos de 111-129 mph, 96-112 kt, o 178-208 km/hr. Ocurrirán daños devastadores. Alto riesgo de lesiones o muerte de personas, mascotas y ganado debido a los escombros.

Casas móviles viejas (construidas antes de 1994) pueden quedar destruidas. Las más nuevas pueden sufrir daños severos con posibilidades de que el techo y las paredes colapsen. Las “frame homes” mal construidas pueden sufrir daños mayores. Las
ventanas sin protección pueden romperse si las golpean escombros que vuelan. Puede haber daños estructurales aislados al marco de madera o de acero.

Los edificios de metal y los de mampostería que no se hayan reforzado pueden colapsar. Alto porcentaje de daños en el techo y daños colaterales. Muchas ventanas de los edificios altos se romperán y la mayoría de los letreros comerciales, las cercas y las marquesinas quedarán destruidas.

Muchos árboles serán derribados o arrancados. No habrá ni electricidad ni agua.

Huracán Categoría Cuatro:
Vientos sostenidos de 130-156 mph, 113-136 kt, o 209-251 km/hr. El daño será catastrófico. Muy alto riesgo de lesiones o muerte de personas, mascotas y ganado debido a los escombros.

Caso todas las casas móviles viejas (antes de 1994) y un gran porcentaje de las nuevas serán destruidas. Las mal construidas pueden sufrir el colapso total de las paredes al igual que la pérdida del techo. Las bien construidas pueden sufrir daños severos por pérdida de la estructura del techo y/o algo en las paredes exteriores. Se producirán grandes daños en cubiertas de techos, ventanas y puertas.

Los escombros arrastrados por el viento van a romper las ventanas más desprotegidas y a penetrar en algunas ventanas protegidas. Gran daño estructural en los techos del último piso de los edificios de apartamentos así como en los edificios de mampostería sin reforzar. Los marcos de acero de los edificios industriales viejos pueden colapsar. La mayoría de las ventanas de los edificios altos y casi todos los letreros comerciales, cercas y marquesinas se romperán.

Muchos árboles se romperán y los postes de electricidad caerán. Los árboles y los postes caídos van a aislar algunas áreas. Los apagones y los recortes en el suministro de agua pueden durar muchos meses. La mayor parte del área estará inhabitable durante ese período.

Huracán Categoría Cinco:
Vientos sostenidos de más de 157mph, superiores a 137 kt, o de más de 252 km/hr. Puede haber daños catastróficos. Muy alto riesgo de daños o muerte de personas, mascotas y ganado por los escombros, incluso si están dentro de casas móviles o prefabricadas. Destrucción casi total de casas móviles, independientemente de la fecha de construcción.

Destrucción de muchas casas prefabricadas. Grandes daños a cubiertas de techos, ventanas y puertas. Los escombros arrastrados por el viento producirán daños a casi todas las ventanas desprotegidas y a muchas ventanas protegidas.

Pueden colapsar muchos edificios viejos de metal así como muchas paredes de mampostería no reforzadas que harán colapsar el edificio. Daños significativos a los techos de madera. Destrucción de muchos edificios industriales y de apartamentos de poca altura.

Rotura de casi todas las ventanas de edificios altos y casi todos los letreros comerciales, cercas y marquesinas. Casi todos los árboles serán destruidos o arrancados así como los postes de electricidad.

Los postes y los árboles caídos van a dejar zonas aisladas. Apagones y recortes en el suministro del agua pueden durar meses; la mayor parte de las áreas serán inhabitables durante ese período.