Primary Menu

Enrique Alamo

Weekdays 10am - 3pm

Un niño del el norte de Tampa, casi pierde la vida por travieso. Elías Quezada sólo tiene 7 años y ya corrió con la suerte de sobrevivir lo que pudiera haber sido una verdadera tragedia. El Martes, se escondió dentro de un bote de basura. Unos minutos después, el camión de la basura llegó a su casa en Neving Avenue en el norte de Tampa, recogió el bote, con Elías y la basura dentro, y lo arrojó a la parte trasera del camión.

Gracias a Waldo Fidele, (uno de los trabajadores ) que pensó rápido o probablemente Elias habría muerto. Mientras el brazo del camión recogía el bote, Fidele revisó su cámara de vigilancia y vio a Elias ser arrojado. Sin tiempo que perder, desactivó la cuchilla que se usa para cortar la basura, no haber alcanzado a darse cuenta de que en niño estaba ahí, esto que te estoy contado tuviera un final espantoso.